Publicidad 
diciembre 6, 2022

Inspírate: exploremos las rentables aplicaciones de la tecnología de sublimación de Mimaki

Durante años, ha habido quienes han afirmado tener la fórmula ideal para imprimir en superficies cóncavas, angulosas y con diferentes formas. Los fabricantes de varios sectores, que conocen bien las deformaciones que pueden sucederles a sus impresiones posformadas, están hartos de estos habituales contratiempos que acarrea el termoformado. Ya basta. En Mimaki, nuestro objetivo es inspirar y demostrar una solución práctica y accesible que cumpla con las necesidades reales del mercado. Al combinar tecnologías ya existentes, podemos hacer que los fabricantes experimenten el verdadero potencial de la impresión por sublimación de tinta y del termoformado a la vez. De nuevo, esto ha hecho surgir un gran abanico de posibilidades, que incluye innovadoras aplicaciones en cuanto a materiales no textiles, rígidos y termoformables en una gran variedad de sectores.

La tecnología
El problema que nos encontrábamos era lo mucho que se tardaba en producir impresiones precisas y de alta calidad sin que hubiera errores. Lo normal es que un fabricante tenga que imprimir sobre una superficie y luego moldear el material hasta conseguir la forma deseada, o bien moldear una impresión sobre una superficie que ya tiene su forma final. Con ambas opciones, pueden producirse las deformaciones que ya apuntamos anteriormente. Como es un proceso que tiene dos fases, se pierden tanto tiempo como materiales.

La sublimación de tinta funciona mediante calor. La tinta penetra en la superficie del material por completo, de manera que el resultado no tiene relieve. Lo mismo puede decirse de los materiales que se termoforman hasta alcanzar la forma deseada, pues este proceso también se lleva a cabo mediante calor. El material se calienta y, al producirse un efecto de vacío, el fabricante lo puede moldear de la forma que desee. Como ambos procesos utilizan calor, se pueden combinar para aumentar al máximo la eficiencia y permitir que los fabricantes impriman en una superficie que tenga cualquier tipo de forma.

Comparemos esto con otras tecnologías como la impresión UV, por ejemplo. Aunque tiene muchos beneficios, imprimir sobre una superficie que no sea lisa puede resultar en un resultado irregular debido a que cambia la distancia del material con respecto a los cabezales. Con la impresión de sublimación de tinta, se pueden imprimir y decorar superficies cóncavas, convexas y angulosas, cosa que se consideraba muy difícil de conseguir.

Este nuevo proceso permite mucha más flexibilidad y creatividad en cuanto a en qué superficies se puede imprimir. Lo más importante es que permite ahorrar tiempo y dinero, ya que acorta el proceso, reduce los errores y requiere menos maquinaria.

La tecnología de Mimaki
Lo mejor es que estas tecnologías ya existen y solo hay que combinarlas. Se puede llevar a cabo con las diferentes soluciones de sublimación de tinta de Mimaki, sobre todo con la TS55 y la TS100-1600, así como con la nueva TS330-1600, que es el último modelo de la gama. Estas impresoras textiles utilizan el proceso de sublimación y solo tendrían que ser modificadas para incorporar la tecnología de vacío que se usa en el termoformado.

En términos de calidad, no existe una gran diferencia entre estas dos impresoras. Tampoco en cuanto al proceso. Lo que las diferencia es la velocidad y la escala de producción. La TS330 es más grande y más avanzada, puede imprimir en más colores (como tintas fluorescentes) y tiene algunos añadidos extra para aumentar la eficiencia, como la opción de añadir tanques de tinta de 10 kg. También tiene unos nuevos cabezales de impresión con ocho canales de color, con los que no disminuye la velocidad cuando se imprime con seis u ocho colores o colores directos.

Las aplicaciones actuales y el futuro
Hemos descubierto que hay mucho potencial en el sector arquitectónico, sobre todo en el diseño de interiores. Es impresionante la cantidad de formas curvas, cóncavas y diferentes que tenemos en casa. Son estas características diarias de los hogares modernos lo que se puede mejorar gracias a las nuevas tecnologías de sublimación. Así, se conseguirán diseños únicos y resultados increíbles.

Por ejemplo, se pueden crear de esta manera los azulejos, los platos, las cubiertas de los enchufes, los interruptores, los armarios de cocina, las mesas, las puertas y otros muchos muebles y accesorios. Así, hay mucho más espacio para la creatividad a la hora de diseñar materiales o aparatos domésticos. Como es resistente al agua, los objetos indispensables de la casa, como el lavabo, se pueden crear con hermosas impresiones incrustadas, que se subliman en el material para obtener un acabado de alta calidad. Esta es tan solo una de las casi infinitas posibilidades que nos abre este nuevo mercado emergente.

Con ello en mente, tenemos muchas ganas de ver dónde nos lleva este camino y qué nuevas tecnologías o soluciones aparecen. De nuevo, las posibilidades son muchísimas. Ahora, le toca a la imaginación de los creativos hacer que estas innovaciones avancen y crear aplicaciones aún más ingeniosas.

Referencia: Rentables aplicaciones de la tecnología de sublimación de Mimaki

Compártelo en:

Categorías