3D 
abril 3, 2023

MIMAKI 3D- No deja de impresionarnos

La Universidad de Florencia y Bompan, el importador italiano de Mimaki, aprovechan la pasión, la habilidad, la determinación y la capacidad fotorrealista y a todo color de la tecnología de impresión 3D de Mimaki para alcanzar un “hito fundamental en el modelado anatómico.”

Giacomo Gelati muestra el realismo ahora alcanzable combinando el escaneo 3D, el 3DUJ y un algoritmo de integración.

El realismo y la precisión de los modelos anatómicos siempre han desempeñado un papel crucial para garantizar la enseñanza, la formación y el desarrollo profesional eficaces de cada médico.

Ferdinando Paternostro, médico y profesor asociado en la Sección de Anatomía del Departamento de Medicina Experimental de la Universidad de Florencia, y Giacomo Gelati, médico y residente, trabajaron juntos para crear un método de modelado anatómico que puede considerarse un gran paso adelante para la morfología humana.

Las prácticas más efectivas para la investigación educativa de la anatomía humana implican la disección de cadáveres. Sin embargo, el uso de cadáveres reales conduce a una serie de problemas, incluida la preservación de tejidos humanos perecederos, complicaciones legales y la naturaleza destructiva de la disección.

Especímenes anatómicos accesibles

Giacomo Gelati se apasionó por la anatomía mientras estudiaba con Fernando Paternostro. Pero hubo varias dificultades. Era imposible para él involucrarse en disecciones reales. Además, la iconografía utilizada en el campo es plana y estática.

Gelati conocía el valor del verdadero color y la forma de los especímenes anatómicos para aquellos que estudian anatomía y medicina, y cuánta diferencia puede tener la experiencia práctica de estos especímenes.

“Tenía un objetivo claro y lo logré combinando varias herramientas”. Al utilizar 3 tecnologías de escaneo 3D diferentes y un algoritmo de integración, Gelati pudo crear un sistema para generar una reproducción gráfica fiel de los sistemas anatómicos. Los modelos resultantes son representaciones tridimensionales explorables que se pueden ver desde todos los ángulos, tanto en la superficie como internamente. Sobre todo, son físicamente fieles a los originales en términos de color, morfología y relaciones topográficas anatómicas.

“Teníamos imágenes gráficas hermosas y efectivas disponibles, por lo que comenzamos a considerar la oportunidad de transformarlas en objetos tridimensionales, manejables e imperecederos. Inmediatamente pensamos en la impresión 3D, centrándonos en la fidelidad del color, que es un elemento crucial para nosotros”, dice Gelati.

Aprovechar el 3DUJ para lograr nuevos hitos

Giacomo Gelati (izquierda) y el profesor Fernando Paternostro (derecha) de la Universidad de Florencia presentando su modelo de corazón impreso en el 3DUJ-553 en Bompan.

Este último aspecto llevó a los dos médicos e investigadores a recurrir a la tecnología de impresión aditiva de Bompan y Mimaki.

El equipo de la Universidad de Florencia y Bompan trabajaron juntos para imprimir en 3D un primer órgano, un corazón, utilizando la impresora Mimaki 3DUJ-553, la única impresora 3D del mundo capaz de expresar con precisión 10 millones de colores y transparencia.

Según Paternostro y Gelati, la impresora de Mimaki permitió reproducir el corazón tridimensional con dimensionalidad precisa y definición de detalle. Sobre todo, tenía una excelente fidelidad de color. “Nos impresionó esta tecnología que realmente ofrece impresión a todo color con una amplia gama de colores, lo que nos permite lograr un hito fundamental en el estudio anatómico”.

Ferdinando Paternostro explica por qué el conocimiento del color es esencial: “Las diversas estructuras anatómicas que encontramos cuando realizamos una cirugía o en la sala de disección tienen su propio color específico y están rodeadas por un contexto topográfico de varios colores diferentes. Distinguir las estructuras en su contexto topográfico anatómico no es particularmente fácil, y el color juega un papel crucial”.

Y este es el objetivo del equipo: explotar la calidad del color, la replicabilidad y la durabilidad de los objetos impresos en 3D en la práctica médica.

“Los objetos que fabricamos combinando nuestro algoritmo con la tecnología de impresión 3D de Mimaki son cromática y morfológicamente realistas, medibles, repetibles. Usando este método, podríamos cruzar más fronteras. En anatomía patológica, por ejemplo, podremos crear órganos 3D que muestren las anomalías causadas por una enfermedad específica, proporcionando así una herramienta muy útil para preparar cualquier intervención quirúrgica y para comunicarse con el paciente”.

“Tenemos la oportunidad de reemplazar modelos anatómicos y piezas anatómicas de ceramica, ambas de gran valor, pero delicadas, perecederas y, por lo tanto, solo utilizables en ciertos contextos, con piezas anatómicas impresas en 3D, disponibles para universidades, institutos de investigación, hospitales y clínicas”.

La solución más adecuada para el modelado anatómico

Andrea Ferrante, especialista en 3D de Bompan comenta:

“Estamos entusiasmados con esta colaboración con el equipo de la Universidad de Florencia. Este proyecto demuestra y confirma las cualidades superiores de nuestra tecnología de impresión 3D: la impresora 3DUJ-553 ha demostrado ser la solución más adecuada, de hecho, la única capaz de lograr una alta fidelidad y consistencia del color, así como una definición hiper realista de los detalles requeridos para estas aplicaciones. Estamos convencidos de que esta tecnología será ampliamente utilizada en una variedad de campos diferentes y las oportunidades se verán impulsadas por la inminente llegada del 3DUJ-2207, una versión con un diseño más compacto y accesible, pero equipada con la misma tecnología que el 3DUJ-553”.

 

Compártelo en:

Categorías