Textil 
octubre 15, 2020

Traducido por Grafix Digital, con autorización de What They Think

24 Septiembre de 2020

Conoce a la diseñadora textil de Nueva York Elizabeth Halpern. Comenzó a estudiar arquitectura, pero cambió de tema para trabajar en el distrito de la moda de Nueva York. En esta entrevista de Texintel, Halpern comparte la historia de su viaje desde la arquitectura hasta la moda y la vida como diseñadora independiente. Qué la ha inspirado y cuál es su mayor conclusión de su trabajo en la industria de la moda. ¡Saber más!

El diseño siempre fue una vocación creativa para Elizabeth Halpern y su historia comenzó en el corazón de un hogar creativo. Inicialmente estudiando arquitectura, Elizabeth pronto cambió de rumbo y tomó un primer trabajo emocionante como diseñadora junior en el distrito de la moda de Nueva York. Trabajar con telas y estampados la inspiró a estudiar diseño textil y encontrar su verdadera pasión: diseñar patrones y productos impresos para clientes de todo el mundo. Nos reunimos con ella para descubrir más sobre su negocio Modern Print Craft, su inspiradora historia hasta la fecha y cómo comparte su conocimiento y pasión con la próxima generación.

Debbie McKeegan: ¿Qué o quién te inspiró a elegir una carrera creativa?

Elizabeth Halpern: Crecer en una familia de “creadores” fue una gran inspiración, así como las clases de arte en mis primeros años escolares. Era una buena estudiante en general, pero realmente me sentía relajada y como en casa en las clases de arte y cuando hacía arte y usaba mis manos para crear. También aprendí a coser, tejer, hacer crochet y bordar de mi mamá y mi abuela y pasé mucho tiempo en estas actividades mientras crecía. Sin embargo, nadie en mi familia se dedicó al trabajo creativo como una carrera real. Realmente no tenía una idea clara de cómo se hacía, pero desde mis primeros años supe que definitivamente quería hacerlo.

DM: ¿Dónde estudiaste y por qué?

EH: Estudié arquitectura en el Virginia Polytechnic Institute (Virginia Tech). Me encanta la idea de poder diseñar un espacio o entorno completo y definitivamente se alinea con mi muy equilibrada “cerebro derecho / cerebro izquierdo”, mente creativa / técnica. Fue una especialización emocionante y desafiante, y transformó por completo mi comprensión creativa del mundo, del diseño y de mi propio pensamiento creativo. Fue una experiencia muy formativa y sigue influyendo en mí, aunque lo que hago ahora es muy diferente al ejercicio de la arquitectura. También fue muy práctico, construyendo modelos y aprendiendo diferentes medios para presentar mis conceptos, lo cual fue realmente satisfactorio. Esto era pre-digital, ¡así que nada de computadoras! Aprendí a usar el taller de máquinas, pero me aterrorizaba, gravitando más hacia los estudios de serigrafía y cerámica.

DM: Cuéntenos sobre su trayectoria en el diseño y su carrera hasta ahora. ¿Cuáles han sido los altibajos?

EH: Cuando me gradué, no me apasionaba tanto perseguir la arquitectura como carrera como había pensado, y me volví hacia otra industria creativa, una con la que me sentí conectada desde que aprendí a coser cuando era niña: la moda. . Todavía considero un pequeño milagro haber podido mudarme a Nueva York, quedarme con la única persona que conocía en la ciudad y conseguir ese primer trabajo como asistente de diseño. También estudié un poco más y me convertí en diseñadora textil. Me tomó un tiempo desde esos sueños creativos de la primera infancia, pero finalmente me di cuenta de que el diseño textil realmente era una combinación perfecta de arte, diseño y desafío técnico para mí.

La mejor parte de mi trabajo siempre ha sido crear un diseño y ver cómo se traduce en un producto, dar vida a una idea en algo que alguien disfrutará y usará o usará en su hogar.

Después de trabajar a tiempo completo para fabricantes, realicé la transición al trabajo independiente, principalmente buscando la flexibilidad para enfrentar nuevos desafíos. Me encantó poder diseñar para una amplia gama de clientes y categorías de productos. Trabajé como autónomo durante varios años en Nueva York, pero desde entonces me he mudado y vivo unas dos horas fuera de la ciudad. Inicialmente, mi mudanza se convirtió en un obstáculo gigante para continuar el trabajo independiente con clientes existentes, ya que tenían poco interés en trabajar con un diseñador remoto, incluso uno que conocían y con el que habían trabajado felizmente en el pasado. Comencé a aprender sobre otras formas de trabajar, sobre licencias, sobre impresión digital de telas, formas de comercializar y vender mis propios productos, además de encontrar empresas que estuvieran dispuestas a trabajar conmigo de forma remota. También me enseñé a construir mi sitio web. Ha sido un gran crecimiento y cambio para mí. Hace cinco años, también comencé a enseñar a tiempo parcial en el programa de moda de una universidad local. Trabajar con estudiantes universitarios ha sido muy gratificante. Y debido a COVID-19, tuve que cambiar en marzo para enseñar de forma remota y continuaré enseñando de forma remota este otoño. Extraño la enseñanza en clase, pero desde que me siento más cómodo con las tecnologías remotas, me doy cuenta de lo importante que es que todos aprendamos a conectarnos y comunicarnos de estas nuevas formas.

DM: Describe tu estilo y busca inspiración y un respiro creativo.

EH: Después de trabajar para tantas otras empresas y luego decidir crear mis propias colecciones de diseños originales para vender o licenciar, me tomó un tiempo encontrar mi propio estilo. Lo definiría como orgánico, pictórico y gráfico, pero sigue evolucionando. Realmente amo dibujar. La naturaleza, las flores, la vegetación y la fauna son mis mayores inspiraciones, tanto por el tema como por la forma, la forma y el color. Me gusta usar una combinación de técnicas, medios basados ​​en agua y diseño digital, para crear los motivos y los patrones repetidos finales. También tiendo a combinar una representación más realista con la abstracción, y trabajo para crear un movimiento realmente agradable en un diseño. Por supuesto, Internet es una gran fuente de inspiración visual, pero me resulta más relajante e inspirador mirar libros de arte, ilustración, diseño y naturaleza y varias revistas. Me gustan especialmente los diseños históricos y vintage y me parece interesante cómo algunos diseños se vuelven anticuados fácilmente y otros son realmente atemporales.

DM: ¿Disfrutaste trabajar en el vertiginoso mundo de la moda y cuál fue la principal conclusión?

EH: He disfrutado casi todas las empresas de moda con las que he trabajado y he conocido a gente maravillosa a través de mi trabajo. El rápido ritmo del negocio ciertamente tiene sus pros y sus contras. Lo mejor es que una idea de diseño se puede realizar en un tiempo relativamente corto, lo que puede resultar muy gratificante. Y las empresas suelen evolucionar para mejor, también algo bueno. El mayor inconveniente es que el ritmo rápido no siempre sirve a nadie ni a nada, especialmente al medio ambiente, sino también al consumidor. No es sinónimo de innovación o visión de futuro; no se traduce necesariamente en productos o procesos mejor diseñados y tiene un alto precio para las personas y el medio ambiente. El agotamiento en la industria no es infrecuente. Mi mayor conclusión, tanto a nivel creativo como empresarial, es lo importante que es ser flexible y adaptable y no tomarme demasiado en serio. Disfruto creando cosas hermosas y mi intención es que esas cosas agreguen alegría y placer a la vida de las personas, pero también trato de mantenerlo todo en una perspectiva saludable. ¡Las personas y el medio ambiente importan más que las cosas!

DM: ¿Cómo se ha visto afectado tu trabajo autónomo por la crisis actual y cómo te has adaptado al reto?

EH: La crisis actual ha ralentizado drásticamente las cosas. Ha habido retrasos e interrupciones en todos los ámbitos y en muchos niveles. Estaba programado para exponer en una feria de impresión en Nueva York la primavera pasada por primera vez. Estaba concentrando la mayor parte de mis esfuerzos antes del cierre en la preparación, emocionado por la oportunidad de exponer mi trabajo y hacer nuevas conexiones. Por supuesto, el espectáculo se ha pospuesto y espero que suceda en 2021. Mientras tanto, planeo participar en algunos espectáculos virtuales si puedo. Ya he estado trabajando para crear mi propia biblioteca impresa de acceso privado en mi sitio web para que los compradores y compradores potenciales vean el trabajo en su propio horario, pero desde entonces he decidido preparar el trabajo para cualquier persona interesada en una reunión virtual. Veo que las reuniones virtuales se están convirtiendo cada vez más en parte de mi negocio, ya que más personas trabajan de forma remota y también se sienten cómodas con el uso de la tecnología.

DM: Cuéntenos sobre su cartera de diseñadores en línea. ¿Qué te inspira y cuál es tu visión?

EH: Históricamente, los diseños textiles a menudo se han tratado de llevar la naturaleza al interior, y me encanta usar la naturaleza como mi inspiración. Las ideas siempre se filtran a partir de las cosas que veo y las imágenes que encuentro, y tengo una lista continua de temas que quiero explorar. Por lo general, solo elijo el tema más interesante o relevante en ese momento y continúo desde allí con esa primera impresión en un grupo o colección. Incorporaré tendencias, pero elijo las que realmente resuenan y se alinean con mi propia estética. En el pasado, trabajé más en un plan, pero recientemente, disfruté creando más variaciones de diseño dentro del tema y experimentando un poco más con ideas y técnicas. Las flores y la vegetación dominan mi portafolio, pero he ido incorporando otros motivos —animales, insectos, figuras— que es nuevo para mí. También estoy planeando un grupo de impresiones conversacionales, lo que quería hacer durante un tiempo. Mi sueño o mi visión es crear una línea de textiles para el hogar: telas, revestimientos de paredes y accesorios, y agregar una línea de pijamas. ¡Realmente amo los pijamas divertidos!

DM: ¿Qué importancia tiene la sostenibilidad para su empresa?

EH: La sostenibilidad es absolutamente esencial para el futuro de nuestro planeta y nuestras vidas, así como para nuestros negocios. Me estoy educando cada vez más y me gusta apoyar a aquellos negocios que también lo hacen una prioridad. La sostenibilidad es una de las razones, entre muchas, por las que realmente amo la impresión textil digital.

DM: ¿Ha sido un desafío conseguir tejidos sostenibles y socios de impresión digital?

EH: Sí y no. Parece que hay muchas opciones, pero para un diseñador independiente como yo que no es un experto en abastecimiento, puede ser un desafío discernir el mejor camino a seguir. No siempre está claro qué tan sostenible es algo en realidad. La impresión digital parece mejor para el medio ambiente, pero ¿la impresora utiliza tejidos sostenibles? ¿Orgánico significa que es sostenible? ¿Es la serigrafía sostenible?

DM: ¿Qué palabras de sabiduría te gustaría compartir con la clase de 2020?

Esta pregunta realmente me resuena como maestra y como madre. Mi hijo se graduó de la escuela secundaria esta primavera y ahora se va a la universidad. Mis estudiantes universitarios a los que enseño terminaron sus títulos en línea esta primavera, tuvieron una graduación virtual y están saliendo al mundo o hacia una educación superior. Ha sido un momento tan extraño, sin precedentes e impredecible este año y todos hemos cambiado por eso. Espero lo mejor. Conocer a los jóvenes que conozco me ha ayudado mucho a tener esperanza en el futuro durante este año.

La clase de 2020 que conozco está llena de jóvenes creativos, perspicaces y enérgicos.

Mis humildes palabras de sabiduría son trabajar duro, especialmente en las cosas que más te interesan, y confiar en tus instintos. Estar dispuesto a cometer errores y ser vulnerable. Ten compasión por los demás, haz buenos amigos y sé uno también, y presta atención al mundo que te rodea.

Anímate al saber que el mundo definitivamente necesita tu positividad, tu energía, tu humor, tu cuidado y compasión, y especialmente tu creatividad, ¡ahora más que nunca!

Imágenes cortesía de Texintel.

Acerca de Debbie McKeegan

Debbie McKeegan es la directora ejecutiva de TexIntel. Como pionera multidisciplinaria creativa y reconocida de la impresión digital, tiene más de 25 años de experiencia en la industria de fabricación textil. Diseñadora textil galardonada y fabricante de por vida de productos impresos para moda e interiores, tiene una visión única que combina la creatividad con un conocimiento profundo del proceso de fabricación tradicional y la aplicación esencial de tecnologías digitales disruptivas.

TexIntel es un recurso experto que brinda asesoramiento independiente, autorizado y en tiempo real a algunos de los creativos más innovadores y empresas emergentes de las industrias de decoración del hogar, moda, fabricación, impresión digital y tecnología textil. https://www.texintel.com

Copyright © 2020 WhatTheyThink.

Fuente: whattheythink.com

Compártelo en:

Categorías