Publicidad 
agosto 6, 2021

Impresión 3D en el sector sanitario: ¿cómo responde a las necesidades críticas?

La inclusión de diferentes innovaciones tecnológicas está llevando a la industria de la salud al siguiente nivel. Es un hecho global ahora que nadie intenta negarlo. La impresión 3D es una de esas innovaciones que está transformando la industria médica para siempre.

Claramente, el potencial de esta invención es enorme. De hecho, según una firma de investigación, el mercado de la impresión 3D crecerá a alrededor de $ 6 mil millones para fines de 2027. Muchos sectores, incluidos los de ortopedia y odontología, se están beneficiando de esta tecnología. Además, proporciona nuevas formas de atención personalizada y permite a los proveedores crear dispositivos médicos de mejor rendimiento.

Hasta que la pandemia golpeó al mundo, esta novedosa técnica ayudó a la industria médica de las siguientes maneras:

Fabricación de réplicas anatómicas: en términos simples, los médicos usan esto para aclarar diferentes aspectos del diagnóstico de enfermedades, mejorando así las decisiones y estrategias de tratamiento. Estos modelos permiten a los médicos comprender la anatomía del paciente y utilizar la tecnología para ayudar a los pacientes a comprender los procedimientos médicos.

Instrumentos quirúrgicos: antes, los instrumentos quirúrgicos estaban hechos de titanio o aluminio. Sin embargo, con la inclusión de la impresión 3D, los cirujanos pueden usarla para hacer que los tratamientos restauradores sean más precisos. De hecho, es ideal para la creación de prototipos de bajo costo.

Prótesis: no será incorrecto decir que las prótesis personalizadas requieren mucho tiempo y son caras. Sin embargo, con la impresión 3D, se pueden producir rápidamente componentes específicos del paciente, que coincidan con la anatomía del usuario.

Pero ese fue un escenario pre-covid. Todo tomó un rumbo diferente después de la pandemia. Este evento ejerció una enorme presión sobre los sistemas sanitarios de todo el mundo. La demanda de equipos y suministros médicos aumentó en múltiples ocasiones. Entonces, ¿qué cambió? ¡Averigüemos ahora!

Aunque la industria de la salud enfrentó circunstancias sin precedentes, mostró una resistencia notable y se entregó heroicamente a pesar de todos los desafíos. Pero la pandemia también planteó la necesidad de una transformación de la atención médica.

Al mismo tiempo, la pandemia reveló que tecnologías innovadoras como la impresión 3D podrían ayudar a los pacientes y sus necesidades críticas. Es por eso que hay una transición hacia un enfoque de la atención médica orientado al futuro. Estas son algunas de las tendencias que puede esperar en 2021 y los próximos años.

En 2020, los materiales para el cuidado de la salud sufrieron una escasez debido a las cadenas de suministro interrumpidas. Entonces, los laboratorios 3D cambiaron rápidamente y se adaptaron a las circunstancias. Redefinieron su estrategia y cambiaron el enfoque de la impresión de modelos anatómicos a la impresión de equipos de protección. De hecho, se destaca como un aliado confiable frente a las fluctuantes cadenas de suministro. De esta forma, ampliando su uso en el sector sanitario. Por ahora, la impresión 3D ayuda a proporcionar dispositivos médicos rentables bajo demanda. Puede obtener de todo, desde stents hasta instrumentos quirúrgicos hechos con una impresora 3D. Los expertos sugieren que reemplazará rápidamente los sistemas actuales y ayudará al mundo a tener acceso a dispositivos médicos.

Con el distanciamiento social, todos buscaban formas innovadoras de colaborar y comunicarse. Asimismo, en la industria de la salud, el rápido uso de herramientas digitales mejoró los casos de diagnóstico remoto. Y los laboratorios de impresión 3D en el punto de atención se están volviendo efectivos y esenciales para llenar las brechas de comunicación entre médicos y pacientes. Por ejemplo, una plataforma en línea llamada Materialise Mimics Viewer mejora las comunicaciones digitales y las colaboraciones al compartir modelos de pacientes en 3D. Esta plataforma elimina la necesidad de cualquier espacio físico para compartir comentarios o estrategias de tratamiento con médicos o pacientes.

En el futuro, puede esperar tecnologías de visualización avanzadas como VR / AR integradas con aplicaciones de impresión 3D. Esto impulsará la visualización de casos clínicos, especialmente con fines formativos. No solo eso, sino que también ayudará con la creación rápida de prototipos, lo que puede ayudar aún más a los cirujanos durante los procedimientos quirúrgicos.

El uso de la impresión 3D en los hospitales aumentará, lo que aumentará aún más la necesidad de sistemas de gestión de calidad.

La actualización del estándar DICOM allanará el camino para la integración de la impresión y la planificación 3D en el flujo de trabajo clínico. Uno puede archivar o recuperar fácilmente un archivo de impresión 3D. De esta forma, aumenta la trazabilidad de los archivos. Por ejemplo, en mayo de 2021 ya se lanzó un nuevo archivo OBJ encapsulado DICOM compatible con MIS 24.

Como cualquier otra tecnología, la impresión 3D también está evolucionando y actualizándose para satisfacer las necesidades de hoy y de mañana. Por lo tanto, ahora se puede acceder fácilmente a las impresoras 3D de grado médico. Además, la asequibilidad asociada con los equipos modernos facilitará aún más la adopción de la impresión 3D en la atención médica.

¿Qué sigue?

No olvidemos que el mundo se enfrenta a una crisis masiva por la escasez de órganos. Desde 2013, el número de pacientes que requieren la donación de órganos se ha duplicado, mientras que el número real de donantes no experimentó muchos cambios. Es por eso que los científicos están trabajando hacia la medicina regenerativa. Esto implica el uso de andamios, biomateriales, células para crear órganos para trasplantes. La impresión 3D está desempeñando un papel fundamental en la creación de biomateriales utilizando células vivas y polímeros sintéticos biomiméticos.

El uso de la impresión 3D en el desarrollo de la medicina personalizada o de precisión. Incluir impresoras 3D en farmacias y hospitales les ayudará a tomar una dosis o un sistema de administración en función del tamaño corporal, la edad, el sexo y el estilo de vida del paciente. Por ejemplo, Aprecia Pharmaceuticals ya aprobó productos farmacéuticos impresos en 3D para el tratamiento de la epilepsia.

La industria de la salud se enfrenta a muchos problemas relacionados con la crisis de I + D. El uso de tejidos u órganos de bioimpresora ayudaría a resolver estos problemas. Por lo tanto, acelerará el proceso de I + D.

Conclusiones finales

Está claro que la impresión 3D tiene un papel que desempeñar en la transformación del sistema sanitario. Además, esta tecnología emergente actúa como motor para mejorar la atención personalizada. No solo puede ayudar a los pacientes con implantes personalizados, sino que también puede ayudar a abordar la actual crisis mundial al proporcionar tabletas de medicamentos personalizadas.

De hecho, en la batalla contra COVID-19, las empresas de impresoras 3D ayudaron a proporcionar productos médicos esenciales para los pacientes. Es de suma importancia continuar avanzando en esta área para mejorar la atención ágil y personalizada del paciente.

Sin lugar a dudas, está revolucionando la industria de la salud de muchas maneras. Sin embargo, los fabricantes de impresión 3D deben cumplir las reglas para que los instrumentos y artículos fabricados a través de esta tecnología sean ampliamente aceptables.

¿Espera un mundo en el que obtenga un acceso generalizado a prótesis, órganos bioidénticos completamente funcionales que brinden otra oportunidad de vida a millones de personas?

Traducido por GRAFIX Digital, con autorización de WhatTheyThink.

Fuente: whattheythink.com

Compártelo en:

Categorías